«Ojos»

de golpe sentí que me miraban

solo eso

redondos, saltones, rasgados, achinados

marrones, negros, grises, celestes

de golpe en todas las caras aparecieron ellos

tristes y melancólicos

chispeantes y alegres

resaltan particularmente en ese espacio de cara descubierta

serenos y calmos

de mirada profunda, esos que mueven a reflexionar

esos que nos permiten adentrarnos por sus pupilas hasta lo más recóndito del ser

ansiosos, movedizos

de esos que no están nunca quietos y se mueven de un lado al otro

surfeando las miradas sin detenerse más de un minuto en ninguna de ellas

esquivos y huidizos

los que hay que alinear con los propios hasta moviendo la cabeza

húmedos, sollozantes, angustiantes

los que mueven a compasión

a preguntarles empáticamente “¿qué te está pasando?”

de golpe son varios, muchos, montones

siempre estuvieron ahí pero paradójicamente eran invisibles

hoy resaltan diversos

con un espectro infinito de variaciones

hoy los veo

pero siempre estuvieron ahí

qué loco que tenga que ser en este momento

qué absurdo que sean esos putos barbijos de esta puta pandemia lo que me haga percatar de semejante diversidad y belleza

Leo Galo

(a 40 días del encierro)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × tres =