La Casa Museo Horacio Quiroga en recuperación

La sumatoria del esfuerzo privado y oficial permitirá la puesta en valor del predio de cinco hectáreas en San Ignacio donde vivió y se inspiró el célebre escritor

La puesta en valor incluyó la apertura de un camino de ingreso más adecuado, teniendo en cuenta el impacto ambiental.

Amor, locura y muerte. Con el verde de la selva como testigo, fue San Ignacio el lugar que Horacio Quiroga eligió como su hogar. Conservadas hasta hoy, esas cinco hectáreas donde vivió el escritor, próximas al casco urbano, se convirtieron en un destino icónico para el turismo, la cultura y, en especial, para las letras misioneras.

El espacio fue testigo, además de la vida del escritor nacido en Uruguay, de los ires y venires de las coyunturas y políticas culturales del momento. Fue así como a pesar de haber sido locación de películas de alto presupuesto como Historias de amor, de locura y de muerte, con Víctor Laplace, Ulises Dumont e Inés Estévez, el predio poco a poco fue perdiendo brillo a pesar de su inobjetable valor turístico y cultural.

Algunos visitantes que seguían curiosos, algunos fanáticos de las letras de Quiroga que periódicamente se reunían allí fueron los recorridos que se discontinuaron.

Sin embargo, ahora un ambicioso proyecto pretende explotar su potencial y reivindicarla como museo.

Según detallaron desde la Secretaría de Cultura, detrás de la apuesta, la primera traba al potencial turístico de la Casa Museo siempre fue el acceso de los visitantes, por eso el Estado se alió a la constructora Carlos Enríquez para cambiar esta realidad.

Sebastián Glitz, gerente de producción de la compañía, explicó: “Como empresa sabemos lo que representa este espacio para la provincia y la región, por lo que vamos a aportar lo necesario para restaurar este lugar icónico de la cultura y el turismo”.

Es así que en una primera etapa se procedió a la limpieza y habilitación de un camino de entrada que reemplace el acceso que anteriormente se ubicaba sobre la avenida. Horacio Quiroga, que con el constante flujo de camiones cargados de arena se convertía en una entrada poco atractiva e incluso peligrosa para los visitantes.

“Abrimos una entrada de 150 metros, que además de respetar la naturaleza, permitirá un acceso fluido incluso para colectivos con contingentes de turistas”, detallaron desde el proyecto.

Como esta acción se llevó a cabo con el acompañamiento profesional para resguardar la flora local, tuvo también la participación de profesionales, como Hugo Ruidias, consultor ambiental de la provincia, a cargo de la medición de impacto ambiental y adaptación de los proyectos al ambiente natural.

“En este caso se vigiló que se mantengan inalterados los árboles de gran porte y que se encuentren en buen estado fitosanitario, para mantener una cortina verde. La idea fue adaptar el camino a la vegetación, realizando un acceso sustentable y funcionalmente práctico a la vez”, detalló el especialista.

Desde el aspecto de infraestructura, además de un nuevo acceso y playa de estacionamiento, en una primera etapa está prevista la instalación de una nueva recepción y rehabilitación de los sanitarios, en tanto que en lo que respecta a la parte cultural, se está preparando un espectáculo para que los visitantes puedan disfrutar de esa atmósfera de misterio y surrealismo que tanto cautivó al gran escritor y por la que sigue cosechando adeptos en el mundo entero.

De este modo, mientras se ajustan los últimos detalles, la inauguración de la primera etapa de esta puesta en valor está prevista para el fin de semana del 19 de febrero, en consonancia con un nuevo aniversario de la muerte del personaje literario que eligió a la Tierra Colorada y transmitió sus encantos a todas las latitudes. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 7 =