GASTRO-NO-MÍA (hoy es de la cultura guaraní)

Para inaugurar esta sección gastronómica de La Mirilla digital nada mejor que empezar por algo tan sencillo pero a la vez complicado y delicado para elaborar que el famoso REVIRO. Me inspira esta nota una cena de amigas en las que fue un tema de acalorada discusión cómo se prepara el reviro ,quién era amante de comerlo y quién lo definía como un Engrudo!(Vaya falta de respeto!!!!.)
Pero esa opinión no estaba tan lejana a esta definición: ”El reviro es ni más ni menos que un engrudo de agua y harina que debe revolverse en una cacerola de hierro con cuchara de madera hasta que se desprenda de las paredes de la olla, se desmenuza y adquiere la consistencia de pan rallado y frito ya que se cocina sobre aceite”(en su versión light)aunque históricamente se elaboró con grasa o manteca de cerdo como le dicen los españoles .Por supuesto que hay que tener un óptimo estado físico para prepararlo ,ya que hay que revolver a lo loco ,como se hace con la polenta. Energía pura, que recuperarás al comerlo.
Una porción de reviro y charqui era el alimento que llevaban los hacheros a la selva. Ese es el desayuno de multitud de misioneros, en los grandes hoteles o en las casas. Una identidad gastronómica como el chipá. Queda genial con un huevo frito o carne.

El reviro, esa modestia telúrica, mereció un himno en alemán. De locos. Habría que rastrearlo. Una prueba sobre cómo los productos, las recetas y las particularidades alimentarias de los pueblos viajan por este ancho mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + catorce =